martes, 1 de junio de 2010

Álbum Recomendado de la Semana: "We're Here Because We're Here" [Anathema (2010)]

::: El "cambio" suele ser un concepto resbaloso en el rock. Hay bandas a las que se le critica por cambiar (caso Metallica en los 90's), mientras otras son criticadas porque siempre hacen lo mismo (caso AC/DC de toda la vida).

Anathema es una de esas que entran en el primer caso. Luego de haber formado parte de la "santa trinidad" del Gothic-Doom británico, junto a Paradise Lost y My Dying Bride a principios de los 90's, y de haber hecho un Doom denso, depresivo y oscuro en sus primeros dos álbumes, a partir de su tercer trabajo, "Eternity" empezaron un lento pero seguro camino hacia una redefinición de su sonido.

Obviamente, cuando esto pasa con cualquier banda, los metaleros conservadores (esos que no entienden que el metal no tiene nada de conservador y que debería ser una evolución), pegan el grito en el cielo y rasgan sus vestiduras. En inglés existe un término para referirse a los artistas que cambian de estilo: "sellout", lo que se interpreta como "venderse". A veces es verdad. Muchas bandas cambian su sonido original para lograr ser más "mercadeables" (refiéranse al primer párrafo de esta entrada, ahí hay un caso legendario). Pero el caso de Anathema es el de esas bandas que, aún y cuando su sonido se vuelva más melódico, se "suavice", se haga más "accesible", no quiere decir que vayan a empezar a sonar en la radio comercial ni salgan sus videos en MTV y similares. Las cosas no funcionan así.

Anathema sigue siendo una banda relativamente "underground". El estilo de rock que han logrado en este octavo trabajo de estudio, "We're Here Because We're Here" sigue teniendo un profundidad que escapa a lo que demandan las carteleras musicales. Así que ¿"sellout"? Para nada. Aquí lo que tenemos es una propuesta de rock atmosférico y melódico con mucho gancho, momentos geniales y mucho feeling, melancolía y pasión musical.

Es uno de esos discos que saben cómo arrancar. Y es que desde los primeros compases de "Thin Air" ya tenemos la atención captada, con una melodía vocal casi etérea acompañada de un sencillo pero efectivo ritmo arpegiado de guitarra, los cuales en conjunto con los demás instrumentos que se van uniendo van creando un crescendo que nos ofrece una manera perfecta, tan melódica como poderosa de empezar este disco.

Cada canción de este disco tiene particularidades que sólo se captan escuchándolas, no leyéndolas en una reseña. Y como no es mi estilo reseñar álbumes canción por canción, prefiero mencionar los puntos más altos de este trabajo: desde el ya mencionado "Thin Air", pasando por la potencia de "Summernight Horizon" y los gloriosos crescendos de "Dreaming Light" y "Everything", en los cuales juega un papel preponderante la conjunción entre las voces de Lee Douglas y Vincent Cavanagh. "Angels Walk Among Us" es otro tema con un gancho melódico de esos que permanecen en el aire. "Hindsight", es una manera épica de concluir un álbum genial.

Steven Wilson, de Porcupine Tree, prestó sus servicios como ingeniero de mezcla de "We're Here Because We're Here", y ello se nota en la calidad del resultado final (y ¿casualmente? el tema "A Simple Mistake" me recuerda a ratos los estilismos de los Porcupine). 

En conclusión, Anathema ha logrado uno de los mejores álbumes de este año, en donde confluyen energía, melodía y pasión a partes iguales. Podría ser lo mejor de su carrera, y de hecho, podría estar entre lo mejor de una década que recién comienza. :::