viernes, 19 de febrero de 2010

El Microblogging... ¿Ha Matado al Blogging?

::: Desde hace bastante tiempo, la frecuencia de actualizaciones en este blog ha decaído. Básicamente está quedando como un reducto público para el podcast y algunas recomendaciones musicales. Y no es un caso único. Muchos de los blogs a los que hago seguimiento a través del Google Reader han dejado de publicar nuevos posts. En su gran mayoría son blogs personales. Pero igualmente, muchas de esas personas las sigo viendo activas, como es mi caso, en sitios tales como Facebook, Twitter, Tumblr, Identi.ca y Plurk, por nombrar solo cuatro de los servicios de "social media" que parecen estarle quitando espacio al blog personal.

Microblogging. Palabra larga para conceptualizar contenidos cortos. Se dice que los primeros servicios de microblogging fueron Tumblr y Twitter, pero este último es el que más usuarios ha atraído y es el que represente a la perfección el concepto: escribe lo que quieras, pero sólo con 140 caracteres de texto (fue originalmente diseñado para ser usado desde mensajería celular). Empezó como una forma de escribir "lo que se estaba haciendo en el momento", pero poco a poco fue mutando en lo que ahora se llama el "stream", la corriente de información. Celebridades, políticos, medios de comunicación y usuarios de a pie comparten dicha corriente, unos generando contenidos, otros compartiéndolo y otros --la mayor parte de hecho-- simplemente consumiéndolo. Es fácil ver por qué muchos prefieren twittear que bloguear (y me disculpan los neologismos). Es más rápido, casi en tiempo real.

Tumblr, aunque entra dentro del concepto, no tiene el límite de caracteres de Twitter, y tampoco tiene el nivel de correspondencia ni de los blogs ni de Twitter, ya que te pueden seguir, pero no dejar comentarios en tus posts. Yo preferiría llamarlo "miniblogging". De entre las propuestas de "social media" aquí mencionadas, esta es la que menos me ha llamado la atención -- incluso probé su competencia, Posterous, pero tampoco le conseguí encanto.

El otro gran nombre aquí es Facebook, usado ya casi que por todo el que tenga una conexión a internet. Desde tukys hasta emos. Intelectuales y poetas. Mis primos de quienes no supe nada por años. Familiares y vecinos. Facebook ha pasado de ser un servicio de "perfil personal" a irse convirtiendo poco a poco en una adaptación del concepto de Twitter de las "actualizaciones de estado", es decir, Facebook se ha ido uniendo a la onda del microblogging, aunque la mayoría de los usuarios se empeñan en llenar nuestras "timelines" con los últimos jueguitos, tests y banalidades varias que tanto abundan en dicha plataforma. Los (ahora pocos) posts que publico en este blog suelo enlazarlos allá en Facebook, y ya me he dado cuenta que estoy recibiendo más feedback por allá que por acá, o sea, el contenido que genero aquí en este blog tiene mayor recepción en Facebook.

Y es que ese fue uno de los principales atractivos del blogging: generar retroalimentación, recibir comentarios, fomentar discusiones. Todo eso se logra más rápidamente en el microblogging, claro está, siempre que se genere un contenido que interese a los demás (el cual, se ha demostrado, no tiene por qué ser necesariamente de calidad). Otro servicio que nombré allá arriba es Identi.ca, una especie de "Twitter para geeks" -- no esperen conseguir a las celebridades de moda ahí, si no a programadores y desarrolladores de software, así como a cultores y aficionados del software libre y la computación alternativa. Por último, menciono a Plurk, también basado en la filosofía de las "actualizaciones de estado", pero con interesantes añadidos y otro paradigma de interfaz de usuario: la información se va generando sobre una línea que se desplaza horizontalmente de izquierda a derecha, y además se puede enlazar directamente imágenes y videos de YouTube y Vimeo, así como generar enlaces directos en el mismo texto escrito (lo que sirve para prescindir del uso de los famosos "acortadores de url" tales como bit.ly, is.gd y u.nu, entre otros).

Para terminar esta larga divagación, valga recordar que el blogging al que me refiero aquí es al de tipo personal. Los grandes blogs corporativos y comerciales (nombres como Engadget, Gizmodo, Lifehacker, Mashable y TechCrunch, por sólo nombrar unos pocos de los que entran en mi radar) siguen teniendo bastante vigencia y público, ya que generan contenido a diario y están respaldados por el trabajo de redactores profesionales en su mayoría. Del resto, pues nos vemos en el "timeline"... :::