domingo, 27 de abril de 2008

Transmitiendo desde Houston

::: Impresiones Texanas:

1. Houston es una ciudad inmensa, la cuarta más grande de USA, y no está diseñada para los peatones. De repente en el downtown, o centro de la ciudad, se pueda caminar con un poco de holgura, pero no he tenido la oportunidad de ir por esos lados y estoy en el oeste de la ciudad.

2. Cuando digo que no está diseñada para peatones, me refiero al hecho de que abundan las "freeways" y "highways", autopistas y avenidas con numerosos carriles, que forman cinturones (beltways) alrededor de la ciudad. Y actualmente las hay en expansión y construcción, como por ejemplo la I-10 o Interstate 10. En algunas cuadras no hay ni siquiera aceras donde caminar. Y si de todas maneras te decides a hacerlo, te darás cuenta de que eres un peatón solitario. Simplemente no ves gente caminando. Lo que me lleva al siguiente punto.

3. Carros. Pareciera como que todo el mundo tiene uno. Y no estoy hablando de camastrones abollados, si no de vehículos de no más de cinco años, o creo que menos. Es impresionante la cantidad de vehículos último modelo que se ve tanto en tránsito como estacionados en todos lados. Los concesionarios de vehículos parecen los estacionamientos de Makro un fin de semana de quincena, así que ¿listas de espera para comprarse un carrito?, negativo mi gente, eso es una oscura fantasía tropical. Ahora, yo me pregunto, ¿qué carajos hacen con los carros viejos?

4. Algunas amistades que ya habían estado en USA antes me habían dicho que la comida les parecía horrible. No sé si Houston sea distinto, pero en realidad he disfrutado mucho la comida desde que llegué. Hasta los momentos, dos sitios quedan recomendados de mi parte: "Sweet Tomatoes" y "Sandy's Produce Market & Vitamins", de orientación mayormente vegetariana, pero con sus carnes blancas también. Los precios son económicos realmente y se puede comer hasta reventar. Técnicamente son unos buffets, pero en la práctica son unos "all-you-can-eat"...

5. Hablando de comida económica, un par de visitas en lo que va de semana a Walmart me ponen a pensar sobre lo cara que es la alimentación en Venezuela. Según el USA Today, la familia norteamericana promedio destina un 10% de sus ingresos mensuales a comprar comida. En Venezuela muchos tienen que gastar todo lo que ganan y aún les falta, aparte de tener que luchar contra la escasez de algunos rubros. Es triste realmente.

6. En Venezuela deberían de vender el refresco Dr. Pepper's y la Root Beer. Y pensar que un gringo me dijo que el refresco más sabroso que se había tomado en su vida había sido la Frescolita...

7. Salir de compras en USA es definitivamente una
experiencia sobrecogedora. Todas las tiendas son inmensas y tienen cualquier cantidad de ofertas y variedades de artículos. Y eso que apenas he estado explorando, "vitrineando" que llaman. En dos de mis áreas favoritas, música y gadgets, he visto cosas interesantes, aunque más en la segunda que en la primera, todo hay que decirlo. Las tiendas FYI y Best Buy tienen títulos interesantes en metal y rock en general. Aquella última junto a "The City" son un paraíso para los geeks. Ya están marcadas para un próximo "shopping spree".

8. Esperaba conseguir un clima más fresco, pero resulta que Houston no es conocido por su frío. Nada que extrañarle al calor de mi tierra. Aparte de eso, hay mucha humedad en el aire. Pero se puede vivir.

Habrá mucho más que contar. Pasaré por aquí por lo menos un mes, explorando el "American Way Of Life", así que estén atentos. :::