viernes, 27 de abril de 2007

El Sonido Post (pt. 1)

::: Desde hace un cierto tiempo he venido "redescubriendo" un género musical con el cual tuve un primer contacto hace ya unos nueve años, cuando escuché por primera vez el tema "Miss Modular" de la agrupación Stereolab. En ese entonces me llamó la atención su cadencia decididamente retro y su video entre lo surreal y lo Warhol. Poco después me enteré que el género practicado por Stereolab se llamaba "Post-Rock".

Según Santa Wikipedia, el término "Post-Rock" fue acuñado por el crítico musical Simon Reynolds en una reseña de la banda Bark Psychosis, para referirse a un tipo de música que "usaba la instrumentación del rock para propósitos ajenos al mismo, utilizando las guitarras como facilitadoras de timbres y texturas más que de riffs y 'power-chords'".

Lo cierto es que, como muchos otros sub-géneros musicales derivados del rock, el nombre "Post-Rock" se ha usado para definir a muchas bandas de estilos bastante distintos; por ejemplo, la segunda banda que conocí dentro del género fue Tortoise - mucho más experimentales y eclécticos que Stereolab, y completamente instrumentales, con incursiones abiertas dentro del campo de la electrónica, el downtempo y el minimalismo musical. Hacen gala de la misma influencia del Kraut-Rock alemán que Stereolab, pero son animales completamente distintos.

Y si bien esas dos bandas están consideradas como pioneros de la escena Post-Rock, el desarrollo de la misma se ha venido dando en manos de otras agrupaciones, las cuales fueron las que en definitiva me terminaron de atraer hacia el género. Por ejemplo los escoceses Mogwai, con su sonido derivado del Shoegaze y el Art-Rock, la primera banda en la que noté el amplio uso del contraste dinámico entre secciones distintas de sus canciones, las cuales son mayormente instrumentales.

Hablando de "contrastes dinámicos", esa es precisamente una de las principales características del sonido Post-Rock tal como se le conoce actualmente: un juego
constante entre planteamientos melódicos calmados y melancólicos, crescendos dramáticos y auténticas murallas sónicas - nada de estructuras típicas de estrofa/coro/estrofa/coro del rock-pop tradicional. Un ejemplo claro de esto lo representa la banda canadiense Godspeed You! Black Emperor, un conjunto de nueve integrantes, con influencias de música clásica (de hecho, sus composiciones las dividen en "movimientos") y temas bastante largos de hasta 25 minutos, con abundancia de estos mencionados contrastes dinámicos.

Otra banda que hace hincapié en estos crescendos es Explosions In The Sky, aunque al contrario de G.Y.!B.E. estos son sólo cuatro músicos y no tienen tanta tendencia hacia lo clásico, aunque sí logran ambientes bastante intensos en sus temas, una vez más, completamente instrumentales. Y es que lo instrumental es otra constante en el Post-Rock - cuando se usan voces, se usan como un instrumento más, siendo la banda islandesa Sigur Rós un ejemplo de cómo usar la voz de manera totalmente heterodoxa, no-estándar y creativa. Estos Sigur Rós son un caso aparte dentro del género, con una música multidimensional que bebe a partes iguales del rock, el jazz, la electrónica, el minimalismo y lo ambiental, logrando así un sonido surreal y onírico.

Y antes de que este post se vuelva un ensayo enciclopédico, les dejo algunos otros nombres recomendados por si desean incursionar y conocer este etéreo mundo del Post-Rock: God Is An Astronaut, de Irlanda (uno de los pocos tríos dentro del género); Mono, de Japón (no confundir con la banda británica de trip-hop); Upcdowncleftcrightcabc+start, de U.K. (cuyo nombre fue extraído de un cheat-code del juego Sonic The Hedgehog de Sega); A Silver Mt. Zion, de Canadá (con miembros de G.Y.!B.E.); y 65daysofstatic, de U.K. (una de las que más experimenta con sonidos electrónicos).

En la segunda entrega de este post, les hablaré de la cara siniestra y pesada del género: el Post-Metal. :::

martes, 17 de abril de 2007

Del Glamour a lo Emotivo

::: Entre los Blogs Mamarrachos el tópico de los aborrecidos Emos ya corre el riesgo de convertirse en un lugar común, pero pretendo darle un enfoque distinto al mismo con este post, y por sobre todo compararlo con un género anterior, en el cual se vieron excesos bien significativos: hablamos del famoso "Hair Metal", también llamado "Glam Metal", un estilo de rock duro pero comercial que dio pie, entre otras cosas, a que los cristianos conservadores acusaran a la música rock no solo de fomentar el satanismo y las drogas, sino también el homosexualismo...

Pasemos a las evidencias gráficas, y empecemos con una de las bandas "hair" de aspecto más decididamente ambiguo, Poison, unos panas que no escatimaban en gastos de peluquería y maquillaje:
Para que vean que la cosa era en serio, les dejo la contraportada del disco "Look What The Cat Dragged In" de los arriba nombrados Poison:
Otra gente que no quedaba atrás en el uso del glamour andrógino como medio de expresión eran los Enuff Znuff, coloridos como un catálogo de la DuPont:
Una última muestra del movimiento "hair", los hermanos, Matthew y Gunnar Nelson, tenían un aspecto que haría palidecer de la envidia a una Barbie:
Y bien, bandas con aspectos como estos las hubo por cantidades industriales a finales de los 80's. Dicho movimiento musical-fashion murió con la llegada del Grunge a principios de los 90's, por cierto.

Ahora, en pleno siglo XXI, mucho después de la desaparición del Hair Metal, llegan los fatídicos Emo y su aspecto igualmente ambiguo pero desde otro enfoque, por ejemplo, los Good Charlotte, quienes desde un comienzo nunca han dejado de lado sus delineadores de ojos:

Otra banda que explota el look Emo de manera bien estereotípica, son los Panic At The Disco:
Y por último, para no darles mucho más espacio, una banda cuyo vocalista se ve cada vez más y más decididamente gay, los AFI:
Como pueden ver, la ambigüedad de look no es algo nuevo en el rock comercial. Antes fueron los Glam/Hair, ahora son los Emo, la historia se repite en cierta forma, pero sin embargo, una cosa distingue a ambos movimientos: la temática de las bandas Hair era altamente hedonista, además de que muchas de esas bandas contaban entre sus filas con excelentes músicos, muchos de ellos auténticos héroes de la guitarra. De los Emo no se puede decir lo mismo, ya que a nivel musical son básicamente unos pop-punks reencauchados, mientras que a nivel letrístico ¿de qué hablan? ¿Alguien lo sabe? :::

miércoles, 11 de abril de 2007

Esperando a Portishead

::: Portishead, agrupación musical que revolucionó la escena musical contemporánea de los 90's, mucho más de lo que parece a primera vista, lanzó su último trabajo discográfico en 1997, hace ya 10 años, dejando a los fans esperando por más, y dejando un reguero de otras bandas y músicos que intentaron incorporar el sonido "Portishead" a sus propios estilos, yendo desde la simple inspiración, hasta la vulgar imitación.

Este sonido del que hablamos se basó en lo que ya venía adelantando Massive Attack desde 1991 y que se daría a conocer como "trip-hop" (término que nunca fue bien recibido por los miembros de Portishead), pero incorporando claros elementos de jazz y blues (por lo que también serían catalogados como "jazz-hop") y la voz bipolar -entre lo etéreo y lo siniestro- de Beth Gibbons.

Mientras esperamos lo que nos pueda brindar la banda (posiblemente) este año, les ofrezco un par de videos en vivo de Portishead, en los cuales demuestran que no eran una banda de estudio, por mucho sampling que hicieran (que lo hacían muy bien, dicho sea de paso). El primero, una presentación en el programa
francés de televisión Nulle Part Ailleurs en 1994, tocando "Glory Box":



El segundo, extraído directamente del único testimonio oficial de Portishead en vivo, el excelente Roseland NYC Live y el hipnótico tema "Roads":



Por último, les dejo el link de una grabación amateur realizada este mismo año, con la banda en formato trío interpretando "Wandering Star". :::

lunes, 9 de abril de 2007

Explicados los "Embellecedores Polares"

::: Un grupo de investigadores de la Universidad de Manchester le ha dado un uso útil a las matemáticas y a la optometría para dar una explicación científica a ese, hasta ahora, inexorable fenómeno de los "embellecedores polares" (también conocidos como "embellecedores regionales"), es decir, el fenómeno que hace que personas del sexo opuesto "poco agraciadas" se vean cada vez más atractivas según aumenta el consumo de alcohol del observador...

La fórmula se explica así:
  • An = número de unidades de alcohol consumidas
  • S = cantidad de humo en el ambiente (medido de 0-10, donde 0 = aire limpio, 10 = extremadamente cargado de humo)
  • L = 'luminosidad' de la persona de interés (candelas por m2, típicamente 1 = totalmente negro, 150 = iluminación normal de la habitación)
  • Vo = agudeza visual de Snellen (6/6 = normal, 6/12 = apenas cumple los límites de manejo)
  • d = distancia de la 'persona de interés' (0,5 a 3 metros)

La fórmula nos puede ofrecer una puntuación final, que va de desde menos que 1 (ningún efecto "embellecedor") hasta más de 100 (¡totalmente perdido!). Según uno de los investigadores responsables del estudio, Nathan Efron, Profesor de Optometría Clínica de la Univ. de Manchester, "alguien con visión normal que haya consumido cinco jarras de cerveza y observa a una persona a 1,5 metros de distancia en una habitación cargada de humo y poco iluminada, obtendría una puntuación de 55, es decir, un efecto 'embellecedor' moderado."

Una persona poco llamativa se vuelve repentinamente atractiva entre 51 y 100 puntos, mientras que por encima de 100 ya estamos hablando de super-modelos... por eso se dice que no hay mujeres feas, sino hombres sobrios (¡y viceversa!).

Visto en BBC News. :::