miércoles, 1 de febrero de 2006

ReBirth Ha Muerto... ¡Qué Viva ReBirth!


::: En la primera mitad de la década de los 80's la compañía japonesa Roland lanzó una serie de instrumentos musicales electrónicos que revolucionarían la escena musical contemporánea, e incluso definirían géneros por sí solos. Entre los más importantes tendríamos a las cajas de ritmos TR-808 y TR-909, y al sintetizador de líneas de bajo TB-303.

Las cajas de ritmo mencionadas jugaron un papel crucial en el desarrollo de la música electrónica en los 80's, especialmente de géneros como el Hip-Hop, House y Techno, mientras que en un principio el TB-303 fue considerado como un fracaso comercial, debido quizá a sus sonidos poco realistas, mismos sonidos que luego serían el basamento principal del género que trajo a este sintetizador de vuelta a la vida: el Acid House.

Gracias a la popularidad de estos estilos musicales, aquellos instrumentos descatalogados de Roland pasaron a ser objetos de culto dentro del colectivo de músicos electrónicos en los 90's, y prácticamente todos los subgéneros de la electrónica hacían uso de ellos. Sus precios en el mercado de segunda mano alcanzaban precios exhorbitantes en ocasiones.

Entra en juego Propellerhads. Estos desarrolladores de software suecos lograron llevar la circuitería de las TR-808, -909, y TB-303 al mundo virtual, creando un producto nunca superado a nivel de emulación por software de estos instrumentos: el ReBirth-338.

El ReBirth-338 llevó el sonido auténtico de los tres instrumentos mencionados a la computadora personal, permitiendo el acceso a miles de usuarios a estos sonidos electrónicos ya clásicos, así como a la creación musical instantánea.

Lo cierto es que después de 7 años de existencia (fue lanzado en 1997), el ReBirth pasó a retiro de manera honrosa. La gente de Propellerheads se ha dedicado de lleno al desarrollo y mantenimiento de otro programa igualmente innovador, pero mucho más flexible y poderoso: Reason.

Lo bueno de todo esto es que ahora ReBirth-338 está disponible para descarga gratuita bajo protocolo BitTorrent desde The ReBirth Museum. Así que si no lo pudiste comprar durante todos estos siete años pasados ya tienes una oportunidad, tan solo registrándote gratuitamente en la página mencionada. :::