domingo, 8 de enero de 2006

Objeto del Deseo #1

::: Como intérprete aficionado de guitarra y bajo, me suelen llamar mucho la atención estos instrumentos (al igual que algunos otros como los sintetizadores y las baterías). Me declaro admirador de la marca Conklin, fabricantes de algunas de las guitarras y bajos más exóticos del mercado. Algunas de sus creaciones merecen el calificativo de auténticos poemas visuales dentro del arte de la luthiería. En un ejercicio de optimismo material, me aventuro a decir que si alguna vez llego a contar con los medios financieros y logísticos necesarios, encargaré un bajo custom a esta fábrica. A veces me gusta pensar que la "vida real" no es más que un intermezzo entre los sueños...

Una muestra gráfica de tan solo una de las creaciones más impactantes de Conklin en materia de bajos:


Y sí, contaste bien, son nueve cuerdas... :::