sábado, 24 de diciembre de 2005

George Carlin: Humor Nihilista

::: Conocí a George Carlin hace poco más de un año gracias a un compañero de trabajo que reside en USA. El mismo me hizo llegar algunos archivos mp3 de presentaciones en vivo de Carlin, los cuales me hicieron reír a más no poder, con su humor lleno de obscenidades sin límite, ausencia total de "corrección política" y, en general, humor que no te gustaría compartir con tus padres y/o suegros.
Visitando hoy su página, me conseguí con el siguiente texto entre sus archivos, el cual traduzco libremente a continuación... :::

La vida no es tan difícil como piensa la gente; todo lo que uno necesita es un buen conjunto de reglas. Ya que probablemente es muy tarde para tí, he aquí algunos lineamientos para que los pases a tus hijos.

1. Relájate y tomátelo con calma. No te dejes enredar con vacuas banalidades tales como "hacer algo con tu vida". Chorradas como esas ya están pasadas de moda, y son una fórmula segura para la decepción.

2. Sea lo que sea que persigas lograr, trata de hacerlo justo lo suficientemente bien como para permanecer en el medio tercio del campo. Guárdates tus pensamientos e ideas para ti mismo y no hagas preguntas. Recuerda, la rueda que más chilla es la primera que se cambia.

3. Juzga a la gente rápidamente y desarrolla actitudes rígidas sobre la base de tu primera impresión. Si tratas de profundizar mucho e intentas "conocer" a la gente, lo que te estás buscando son problemas.

4. No caigas en esa estupidez supersticiosa de querer tratar a la gente como tú quisieras que te trataran. Eso no es más que un enfoque transparentemente narcisista, y podría ser la señal de una mente débil.

5. Pasa tanto tiempo como sea posible rogándole e impresionando a los demás, incluso si te hace infeliz. Presta especial atención a esos manipuladores superficiales, quienes son los que más daño te pueden hacer. Recuerda, en el esquema global de las cosas, tu cuentas por muy poco.

6. Rodéate de inferiores y perdedores. No sólo te verás bien en comparación, sino que aquellos te verán desde una posición inferior y eso te hará sentir mejor.

7. No te comas el cuento sentimental ese de que todos tenemos defectos; esa es la forma más segura de menospreciarse uno mismo. Recuerda, las mejores personas realmente no tienen defectos. Si tú no eres perfecto, es que hay algo mal.

8. Si por alguna razón llegases a detectar unos pocos defectos, primero, acepta el hecho de que probablemente eres una persona profundamente defectuosa. Luego, haz una lista de los mismos e insiste en ellos. Lleva la lista contigo y piensa en cosas que puedas añadir a la misma. Cúlpate por todo.

9. Cuidado con la intuición y los instintos viscerales, pues son completamente faltos de confianza. En vez de ello, desarrolla nociones preconcebidas y no flaquees en las mismas a menos que alguien te diga que lo hagas. Luego, cambia tu manera de pensar y adopta el punto de vista de dicha persona. Pero sólo si la misma pareciera saber de lo que habla.

10. Nunca abandones una idea simplemente porque sea mala y no funcione. Aférrate a ella incluso cuando no tenga la más mínima esperanza. Cualquiera puede rajarse y salir corriendo, pero sólo alguien muy especial puede quedarse con algo que es estúpido y dañino.

11. Siempre recuerda, el hoy no cuenta. Tratar de sacarle algún provecho al hoy no hace más que robarte de tiempo precioso que puedes pasar soñando despierto o descansando.

12. Trata de aferrarte al pasado. Piensa en todos los errores que has cometido, y cuán mejor hubiese sido todo de no haberlos hecho. Piensa en lo hubieses podido hacer, y cúlpate por no haberlo hecho. Y no te trates con dulzura. Tienes que ser realmente duro contigo mismo.

13. Si por casualidad has cometido un error nuevo, especialmente uno que sea costoso, trata de repetirlo unas pocas veces hasta que te familiarices con el mismo y puedas repetirlo con facilidad en el futuro. Escríbelo. Ponlo junto a tu lista de defectos.

14. Cuídate también de la peligrosa trampa de mirar hacia adelante; ello sólo te meterá en problemas. En vez de ello, trata de ir sin rumbo fijo día a día, de manera indefinida. No te dejes apartar de este despropósito por algún tonto "plan".

15. Finalmente, pásatelo bien todo el tiempo, y haz lo que te venga en gana. No dejes que te seduzcan con charlas absurdas acerca de la "responsabilidad". Esa es precisamente la clase de cosas que pueden arruinar tu vida.

::: Fuck political correctness!!! :::